1. Home
  2. Mundo Electrolux
  3. Museum of Ice Cream: íviva el az˙car!


Museum of Ice Cream: íviva el az˙car!

¡Estados Unidos  da para todo! ¿Qué te parecería si te contáramos que hay un museo del helado? El lugar en cuestión –el Museum of Ice Cream (MOIC)- es total y tiene a todo el mundo alucinado: turistas, cazadores de tendencias y todo el que alguna vez haya soñado con vivir en la casa de Hansel y Gretel…

 

El museo es itinerante. Hoy se encuentra instalado en San Francisco, tras exitosas paradas previas por Nueva York en 2016 y Los Angeles el pasado abril. Entre los afortunados que consiguieron disfrutar de la experiencia completa se encuentran  famosos como las cantantes Katy Perry y Gwen Stefani, además de varios bloggers que inundaron Instagram con sus coloridas fotos, convirtiendo el museo en la tendencia del momento.

 

Parte de la locura que está provocando el MOIC radica en su exclusividad: los primeros tickets que salieron a la venta vía internet demoraron apenas 18 minutos en agotarse.

 

Su sitio web lo define como “el lugar donde las ideas se transforman en experiencias de la vida real, donde los sabores son misterios, las coberturas son juguetes y la mostacilla hace del mundo algo mejor. Nuestra misión es diseñar ambientes que conecten a la gente y provoquen a la imaginación”.

 

El MOIC está en medio de la 1 Grant Avenue, una de las principales calles de San Francisco, instalado en una construcción que data de 1910 y que antiguamente era  un banco. En un esfuerzo por mantener viva parte de su historia, los creadores del museo convirtieron una caja fuerte -descubierta durante la remodelación- en una bóveda temática con pintura salpicada que asemeja helado.

 

En total son mil 300 metros cuadrados donde puedes desde jugar al lanzamiento de aros con crema batida, hasta zambullirte en una piscina gigante llena de coloridas mostacillas. Osos de goma gigantes crecen en jardines, mientras los conos y paletas de helado están por todos lados.

 

Cada una de las nueve salas del museo es única. En ellas predomina –por supuesto- el color rosa y un diseño que asemeja a un mundo de dibujos animados. Una de las más concurridas es “Rainbow Room”, donde la figura central es un unicornio llamado Grant que vive en un establo imaginario. Y aquí, precisamente, puedes probar el “helado de unicornio con cobertura de magia” (vainilla sumergido en salsa de frutilla)

 

También está la piscina. “Ally Mode”, la salvavidas, te invitará a cubrirte en un flotador gigante para luego quitarte los zapatos mientras recibes instrucciones básicas como: no bucear, no correr y, por ningún motivo, comerte las mostacillas porque son de plástico y sólo para jugar. La experiencia de “nadar” encima de 100 millones de mostacillas de colores. ¡es perfecta para tus selfies más juguetonas y originales!

 

A diferencia de las exhibiciones tradicionales, donde las fotografías suelen estar prohibidas, acá todo está diseñado para ser registrado con la cámara de tu teléfono y subido a tu red social favorita.

 

La co-fundadora y directora creativa del museo, Maryellis Brin, de tan sólo 25 años, diseñó cada una de las exhibiciones inspirándose en su niñez y reconociendo en su trabajo la influencia del mítico Walt Disney. Según dice, acá se maravillan grandes y chicos. “Para los adultos es nostalgia y se van sintiéndose como niños. Y para los propios niños… bueno, es helado”, declaró.

 

¿Te imaginas cómo sería conocer este mágico lugar? La única mala noticia es que el impacto que provocó tiene sus tickets agotados hasta febrero del 2018, fecha en que dejaría la ciudad californiana, y aún no se anuncia una extensión de su temporada. Sin duda, la receta de su éxito es la fascinación de volver a ser niño y vivir en un mundo lleno de azúcar.

 

Fuentes:

Sitio oficial

Thrillist

Sfchronicle

Businessinsider

 










Comentarios


Compartir





© 2013 - 2017 LIVELOVELUX
Logo admsys